La primera novela de Fran Illán se gestó en Almoradiel Lee

Francisco Illán Sepúlveda,  un almoradiense de veinticinco años, acaba de publicar su primera novela, "El averno de los portadores". Hoy nos cuenta cómo influyó, en la decisión de lanzarse a publicarla, acudir a la primera edición de Almoradiel Lee.

¡Enhorabuena, Fran!

IMG_3269.JPG

"Lánzate, sueña, apuesta, busca, comparte, persigue y lucha"

Hoy me encuentro entre estas líneas volviendo la vista atrás y haciendo un recorrido por lo que ha sido este último año abarrotado de nuevas experiencias para mí. Todas ellas tienen un nexo común, un punto de inicio donde comenzó todo.

Hace un año, yo era una persona repleta de ideas que rondaban por mi cabeza con la aspiración de ser trasladadas al papel. Fue entonces cuando conocí la noticia de un evento literario que se realizaría en mi pueblo: Almoradiel Lee. Diversos escritores de renombre acudirían a un pequeño pueblo en el corazón de La Mancha, La Puebla de Almoradiel, para participar en diferentes actos y actividades encaminadas a fomentar la lectura. Una noticia que acogí con gran curiosidad e interés, ya que no era algo que se viese todos los días y que quizá podía ayudarme a dar salida a esa inquietud por la escritura que habitaba en mi cabeza.

Cuanto pude ver y presenciar allí me fascinó. Escritores compartiendo sus experiencias sumado a un pueblo volcado por la lectura. Eran los ingredientes necesarios e idóneos para realizar ese caldo de cultivo que constituía el evento y lograr su significado.

Personalmente, tuve la oportunidad de escuchar a todos los escritores que asistieron. En cada uno de ellos primaba su pasión por la lectura, su esfuerzo y su constancia a la hora de escribir. Hablaban de anécdotas, trayectorias, proyectos, emociones, experiencias, ilusiones...

A medida que se sucedían los días del evento, me di cuenta de que compartía mucho de lo que contaban. Sin embargo, no era solo eso. Aquellas personas difundían un mensaje al pueblo que era escuchado y acogido. Como ya conocía de algunos de ellos por sus libros (y ojalá lo hubiese sabido de todos antes del evento), dominaban la transmisión de su mensaje por escrito, pero me fascinó el hecho de que pudieran hacerlo igual de bien cuando era hablado. Conectaban con el público y defendían con fervor la importancia de la lectura, fuese cual fuese la edad e independientemente del escenario, incluso aunque se tratase de un pueblo pequeño.

El sentimiento de admiración me iba inundando poco a poco con sus palabras, hasta que decidí que quería ser como ellos. Deseaba adentrarme en el mundo que relataban, dar salida a mis inquietudes y plasmarlas en el papel al igual que ellos, compartir con los demás las historias que albergaba y volcarme en proyectos que resultasen tan gratificantes como la lectura en sí misma.

Tuve la oportunidad de compartir unos momentos con dos asistentes que admiraba mucho, Carlos Bassas y Juan Gómez-Jurado, y que creo que me transmitieron lo que los otros escritores compartieron también: "lánzate, sueña, apuesta, busca, comparte, persigue y lucha".

Salí de allí cargado con las más enormes motivaciones e ilusiones que podía contener. Fue el detonante que me impulsó a lograr esa aspiración que todos ellos compartían, además de invadirme el deseo de ser como esas personas y lograr que un pueblo entero se ilusione por la lectura.

"Gracias a esos días colmados de significado para mí, he podido cumplir otro sueño, el de publicar mi primer libro".

Un anhelo que ha sido de las experiencias más satisfactorias que he vivido. Un viaje cargado de sensaciones y que ahora, más que nunca, estoy deseando retomar para poner rumbo al próximo destino, no sin antes hacer una parada en el origen de todo, la segunda edición de Almoradiel Lee.

Quiero, desde aquí, expresar mi eterno agradecimiento a: Maribel Medina, Nacho Ares, Javier Sierra, Carlos Zanón, Cristina Fallarás, Carlos Bassas y Juan Gómez-Jurado.

Muchísimas gracias.

Francisco Illán Sepúlveda.

 


El pasado 29 de agosto de 2017, presentó su primera novela, "El averno de los portadores", en la Biblioteca Pública Municipal Cervantes (La Puebla de Almoradiel), con gran afluencia de público, que charló con el autor y se llevó sus ejemplares firmados.

ImagoSM